Hanprotein

¿Qué es el Calostro?

El calostro, la primera leche que se produce cuando se inicia la lactancia, Es muy concentrado, está repleto de proteínas y tiene una alta densidad de nutrientes. También es bajo en grasas. Y, tal vez lo más importante, tiene un papel para el desarrollo del sistema inmunitario.

El calostro tiene un aspecto más denso y amarillo que la leche madura. Su composición también es diferente, ya que está adaptado a las necesidades específicas de los recién nacidos.


El calostro combate las infecciones.

Hasta dos terceras partes de las células del calostro son glóbulos blancos, que protegen contra las infecciones. Los glóbulos blancos del calostro producen anticuerpos que pueden neutralizar bacterias o virus. Estos anticuerpos son especialmente eficaces contra los problemas intestinales y la diarrea

«Los glóbulos blancos son importantes en lo que respecta a las respuestas inmunitarias. Ofrecen protección y combaten los patógenos»

explica el profesor Peter Hartmann, un experto líder en la ciencia de la lactancia de la Universidad de Australia Occidental.

Composición del calostro.

El calostro contiene una amplia variedad de inmunoglobulinas, así como componentes con propiedades antimicrobianas, como la lactoferrina, lisozima y lactoperoxidasa.

La industria alimentaria tiene un creciente interés en la elaboración de alimentos funcionales y nutracéuticos, que tendrían un valor añadido en el caso de países en desarrollo, en los que la malnutrición es uno de los mayores retos a los que se enfrentan.

Por ello, la elaboración de un alimento que, además de tener un gran valor nutricional, proporcionará una protección inmunitaria natural, sería un avance importante.

Según algunos estudios, los terneros solo necesitan consumir un 7-10% de su peso en forma de calostro para beneficiarse de sus efectos inmunoprofilácticos.


¿Cómo se puede aprovechar el excedente de calostro?

Para transferir las propiedades inmunoterapéuticas del calostro a los seres humanos, este excedente debe pasar por un proceso de preservación. Sin embargo, en la actualidad los preservativos químicos disponibles no logran una preservación eficaz, por lo es necesario desarrollar otros métodos alternativos:

  • A través del enfriamiento y la congelación, se ha logrado preservar el calostro durante 6 meses sin una alteración significativa de los componentes.
  • La liofilización ha demostrado ser capaz de retener una mayor proporción de inmunoglobulinas (Igs) activas, mientras que el secado por atomización realizada bajo condiciones de secado podría adaptarse para lograr una retención relativamente mayor de Igs).

Si bien el calostro liofilizado es estable, fácil de manipular y adecuado para la inmunización pasiva, sus elevados costes de producción hacen que por ahora no sea viable para una producción industrial a gran escala.

  • Otras técnicas que se están abriendo camino son el procesamiento a alta presión, con resultados prometedores, mientras que el procesamiento de membrana podría aplicarse en la manipulación de la composición de las formulaciones.

Recientes estudios van más allá, y actualmente se está viendo que el calostro es mucho más que un conjunto de inmunoglobulinas. Por ello, nutricionistas, bioquímicos y biotecnólogos investigan el uso de otros componentes presentes en el calostro, como poliaminas y los péptidos bioactivos. 

Siendo un alimento natural, no tóxico y potenciador de la inmunidad, los preparados a base de calostro podrán ser un suplemento nutricional y un ingrediente novedoso de inmenso valor para la industria alimentaria.

About the Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like these